enero 24, 2022
Viajar con perros en coches

¿Cómo transportar un perro seguro en tu coche?

Si bien tenemos la imagen del perro acompañando al conductor con la cabeza sobresaliendo de la ventana, la lengua fuera y el viento impactando en el hocico, resulta que, tanto a ojos de la ley como en lógica de seguridad canina, está estrictamente prohibido.

Viajar con perros es una experiencia única. Compartir momentos únicos, descubrir lugares mágicos y tomar fotografías para la eternidad, es idílico.

El coche suele ser el medio de transporte por excelencia. Y, aunque se trate de viajes cortos, debemos tomar algunas medidas de seguridad.

¿Cómo cuáles?

En esta publicación conocerás cómo llevar a tu mascota de forma segura en el coche. Te enseñaremos como transportar un perro seguro en tu coche según las indicaciones de la ley. Y, finalmente, te daremos consejos esenciales para viajar con perros en el coche.

¿Cómo transportar un perro seguro en tu coche?

Antes de mencionar las medidas de seguridad dentro del coche, detengámonos en la planificación. Si vas a viajar con tu mascota, hazle un chequeo médico superficial para descartar dolencias.

El coche va siempre en movimiento; si le duele una zona de su cuerpo, el mínimo golpe le causará daño.

También recuerda empacar sus certificados de salud, vacunas y últimas visitas al veterinario. Lo mismo con el certificado de adopción. Hay que ir un paso delante de los problemas. Nunca sabes cuándo puedes encontrarte con un policía curioso.

 

Con esta base ahora sí podemos enseñarte cómo transportar un perro seguro en tu coche.

Conoce la ley

¿Qué dice la ley sobre la circulación de caninos en coches? Indica que: el conductor está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, campo necesario de visión y atención permanente a la circulación que garantice la seguridad de los ocupantes.

Esto implica dos cosas: no puedes llevar a tu perro sobre tu regazo –por si lo estabas pensando– y no puedes permitir que interfiera en tu conducción ni en la de terceros.

Traducción, no puede ir suelto en el puesto de copiloto, ni el trasero, porque eventualmente podría interferir con tu campo de visión o atención.

Jaula o casa para perro

Ahora que sabemos que la manera correcta de desplazarnos con perros es manteniéndolo protegido en una jaula para evitar que entorpezca nuestra conducción, lo siguiente es entender cómo hacer para que la jaula no se mueva.

Lo idóneo es instalar un sistema de retención para minimizar el movimiento de la jaula. Esto lo mantendrá anclado al asiento incluso cuando frenes. Algo así como los sillones de coches para bebés.

Los modelos más novedosos de estos sistemas de retención, también conocidos como trasportines para mascotas, cuentan con células de seguridad que absorben el impacto.

Otra forma de restringir el movimiento de la jaula es con arneses. Son los mecanismos usados por excelencia cuando el cinturón del vehículo no es una opción.

Vienen con uno, o dos enganches –que es lo recomendado por si quieres ser el doble de prevenido– y una hebilla que sostiene a jaulas para perros baratas.

Viajar con perros grandes

En caso de que tu perro sea grande, y no haya forma de colocarlo en jaulas, tendrás que ajustar el sistema de seguridad.

Primero que nada, cierra las puertas con seguro y confírmalo dos veces. Las ventanas tienen que estar lo suficientemente levantadas para que no asome la cabeza, pero lo suficientemente bajas para que respiren.

Segundo, instala una rejilla entre el asiento del conductor y el asiento trasero para evitar que este salte y perjudique la conducción.

Si tienes una camioneta, o coche con espacio trasero, lo mejor es que viaje en la cabina. Esos sí, debe ir lo más cómodo posible. Este debe tener libertad de movimiento y sin maletas que lo incomoden.

Aunque, en realidad, no se recomienda mucho, ya que no hay forma de mitigar el impacto de las colisiones.

Cómo llevar a un perro en el coche

Consejos para transportar un perro en un coche

Como ves, hay un montón de elementos a tener en cuenta al subir un perro a bordo de un vehículo. Por eso queremos darte unos consejos útiles al viajar con mascotas.

  • Si vas a darle de comer, que sea con tres horas de anticipación para que haga digestión.
  • Maneja lo más lineal posible. Es importante minimizar el riesgo de mareos.
  • Siempre sácalo del coche mientras sea posible durante las paradas. Periodos largos de soledad pueden incentivar ataques de estrés y ansiedad.
  • Nunca los dejes dentro con las ventanas cerradas. La falta de oxígeno es un problema grave.

Deja una respuesta